¿Por qué disfrutar del camino?

El otro día estando en el baño, me di cuenta de una cosa. En la que no había pensado. No había caído en la cuenta de ello. Y no creas que fue hace mucho, fue la semana pasada. Y tengo 30 años.

“Había hecho mi sueño realidad y no lo sabía”.

No sé cómo apareció en mi mente, pero es la magia de estar en el baño y no seré yo quien descubra este misterio. Lo cierto es que me di cuenta que he conseguido hacer mi sueño realidad. Mi sueño de niña. En lo que pasaba muchos ratos de mi vida. Lo que era un juego, lo que me salía natural. Sé lo que estás pensando. Cuando yo leo estas cosas pienso eso mismo que tú estás pensando ahora mismo. Y suena a mentira.

Pero es que, a veces, no ponemos las cosas en perspectiva.

En mi casa había una máquina de escribir, nada retro, gris, feíta y así. Y yo copiaba libros desde el principio hasta el final. Mis cuentos. Después empecé a escribir poesía. Mucha. Participé en concursos, algunos los gané y muchos otros no. Cada semana me unía a un movimiento, o escribía romances, después sonetos, según lo que estuviéramos estudiando en el instituto. Y después, empecé a trabajar en publicidad, a ser redactora creativa. Y se me olvidó un poco que eso también es escribir. Aunque parezca mentira, soy escritora y no lo sabía. Soy escritora, millones de personas me leen y me pagan por eso. Y no me había dado cuenta. Había hecho mi sueño realidad y no lo sabía.

Parece que a fuerzas de hacer mucho una cosa se convierte en una costumbre, en vez de en una afición o algo que se disfrute, y más cuando se convierte en un trabajo. Y como la vida es sueño, yo ahora quiero vivir mi sueño y disfrutarlo.

“Para disfrutar del camino hay que hacerlo bien, no buscar sólo resultados y atajos”.

Se trata de disfrutar del recorrido y de querer hacerlo bien. De darle la importancia que tiene al camino, a lo que cuesta conseguir las cosas, a cómo hemos llegado donde queríamos. No conformarnos sólo con el fin. Hay más. Es ver el cuadro completo y no un momento, en el que alzas la copa. Porque, además, ¿qué pasa si no ganas o no consigues el objetivo que te habías marcado? ¿Todo para nada? No, seguro aprendiste un montón de cosas que no hubieras aprendido de otra manera y que nadie te puede contar, las tienes que vivir. Del fracaso también se aprende y se aprende mucho, aunque no nos guste.

Además no es una carrera, a menos que ese sea el objetivo. Aunque es peligroso porque querer conseguir algo cuanto antes y a las prisas hace que probablemente no lo disfrutemos igual que si lo hacemos bien, con calma, tomando buenas decisiones y no tomando atajos, de los que nos arrepintamos más adelante. Cuanto más crezco más corroboro que la paciencia es una gran virtud.

“La paciencia no es sentarte a esperar”.

Los viajes en avión, las operaciones estéticas, los atajos en general sólo falsean la realidad y nos han hecho pensar que se aprenden idiomas en un mes y si te descuidas un poco adelgazas 20 kilos sin hacer nada. Y no, la vida no es así. Y no importa. No tiene nada de malo que haya que sufrir un poco o esperar por las cosas que queremos, por conseguir nuestros objetivos. Al contrario, nos hace apreciarlos y no volver atrás. El esfuerzo que nos costó, lo que conseguimos, hace que nos afiancemos donde hemos llegado, que practiquemos lo aprendido y que no comamos como locos para volver a engordar.

Y este es sólo uno de los lados, porque hacer lo correcto o hacer las cosas por el camino difícil, hace que nos sintamos orgullosos de nosotros mismos, realizados. Esa es la gran recompensa. Y el mérito es todo tuyo.

Tampoco digo que te sientes a esperar la vida pasar, a que un día un cazatalentos descubra esos grandes dones que tú tienes y nadie más conoce. La paciencia no es quedarte sin hacer nada. Como dijo el poeta: “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Sí, pero disfruta del camino.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s